FANDOM


Canis Lupus Familiaris, 12 de abril de 1658

Tras un breve estudio, queda claro que la inquietud que muestran los seres humanos también se puede encontrar en los perros. El miedo y el dolor inducen una tensión que parece activar una respuesta endógena que hace que el animal reaccione con energía. Creo que el catalizador se produce en el cerebro. Es difícil determinar exactamente dónde está y qué es, pero puedo sentirlo, apesta a génesis cósmica.

Hay un problema inherente en la recolección de esta energía puesto que la criatura está condenada a morir por el ejercicio. Debo perfeccionar este proceso de tortura para poder realizar un trabajo real. Debo realizar más experimentos, pero parece que sólo los seres humanos pueden producir la cantidad necesaria. Debe ser su capacidad de darse cuenta de la severidad del proceso lo que en última instancia aumenta su experiencia de terror.