FANDOM


Hoy nos ha llegado una nueva entrega de idiotas. Los especímenes más lamentables de la humanidad que jamás he visto. Nadie pregunta a dónde van, las autoridades de Bedlam están escantadas de reducir las masas en sus apestosos salones a rebosar. Les hemos medido el cerebro y comprobado los dientes. Les damos láudano para apaciguarlos.

Esperan en fila, con sus ojos marrones apagados y la piel asquerosa. Muchos se ensucian mientras esperan.

Entran en silencio en el manipulador. Oigo el silbido del gas. Escucho los gemidos apagados al arrancarles los dientes, al reubicarles los huesos. Oigo gritar a los cerdos. Hemos quitado todos los espejos. Después del proceso, lo que más les altera es ver su propio reflejo. Más tarde, cuando duermen, camino entre ellos. Mis niños, suspiro en sus sueños, ahora sois mis niños. Vuelvo a tener hijos, y vuestras formas imperfectas serán los motores que hagan fluir de nuevo mi sangre.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.